CONTENIDO

Destacados

HIVACAT

El control espontáneo de la infección por el VIH está asociado a tener pocas células infectadas y una respuesta inmunitaria fuerte frente al virus

10/05/2016

Uno de los objetivos de la investigación contra el VIH es conseguir la cura funcional de las personas infectadas, que es la situación en que –como pasa en otras infecciones virales- aunque el virus no esté totalmente eliminado del organismo, el sistema inmunitario de la persona sea capaz de controlarlo sin necesidad de fármacos. Para conseguirlo, uno de los modelos que se estudian actualmente es el de los controladores, o controllers, que son las personas capaces de mantener a raya al VIH sin necesidad de tratamiento. Aproximadamente, un 1% de las personas infectadas son controladores.

 

Investigadores de los grupos de Escape Inmunitario y Vacunas (VIRIEVAC) y Retrovirología y Estudios Clínicos (GREC) de IrsiCaixa han coliderado junto con científicos de varios institutos de investigación en París un estudio en el que se evalúa qué factores contribuyen a este control espontáneo del virus en los controllers. El trabajo, publicado en la revista Journal of Virology, se ha centrado en caracterizar el papel en el control espontáneo de la infección que ejerce el reservorio viral, que son los lugares en los que el virus permanece latente e invisible, y cómo afecta la respuesta inmunitaria a este reservorio. Mientras la célula se mantiene inactiva, el reservorio viral es invisible para el sistema inmunitario y para el tratamiento antirretroviral, que es incapaz de detectarlo y eliminarlo. 

 

Los investigadores trabajaron con una cohorte de 38 controllers y con otra de 12 personas infectadas tratadas durante un periodo medio de 8 años con el virus indetectable en sangre. Al comparar los reservorios de ambos grupos, comprobaron que el nivel de los reservorios de los controllers era muy inferior al de las personas en tratamiento e, in vitro, tenía menos capacidad para producir partículas virales y propagar la infección. 

 

La respuesta inmunitaria, crucial para alcanzar la cura funcional

Los científicos también estudiaron la respuesta inmunitaria de los controladores, para comprobar si estaba asociada con el tamaño del reservorio. La investigación ha demostrado que hay una correlación entre la capacidad de producir proteínas virales y la respuesta inmunitaria que se genera. “La producción limitada pero regular de proteínas virales en los controladores ayuda a que éstos mantengan una respuesta inmunitaria potente, que contribuye a controlar la infección de manera sostenida”, explica Javier Martínez-Picado, investigador ICREA y responsable del grupo GREC de IrsiCaixa.

 

Teniendo en cuenta estos resultados, la investigadora Julia García Prado, responsable del grupo VIRIEVAC de IrsiCaixa, explica que para alcanzar una cura funcional será clave “reducir el reservorio viral a niveles muy bajos y conseguir que el paciente presente una respuesta inmunitaria lista para reconocer a las células infectadas en el momento en que el reservorio se active”. Para ello se han propuesto diferentes estrategias, entre las que se incluye la de kick&kill, basada en despertar al virus latente con fármacos reactivadores de la latencia, y eliminarlo de forma inmediata gracias a la acción combinada de la terapia antirretroviral y el fortalecimiento de la respuesta inmunitaria mediante inmunoterapias contra el VIH.